A la hora de emprender un negocio en Tenerife o en cualquier provincia del territorio español, es necesario obtener los permisos correspondientes para poder desarrollar nuestro trabajo, lo primero que debemos tramitar son la licencia de apertura y la licencia de actividad.

Frecuentemente se utilizan estos conceptos en conjunto, pero son permisos diferentes, y es conveniente saber el significado de cada uno.

Licencia de actividad

La licencia de actividad es el documento que acredita el uso de un local, nave u oficina para el ejercicio de una determinada actividad comercial. En este informe se asegurarán las condiciones de habitabilidad del establecimiento, así como el acondicionamiento necesario en aquellas actividades que:

  • Estén sometidas a control medioambiental
  • Las sometidas a la Ley de espectáculos públicos y actividades recreativas.
  • Los establecimientos hoteleros.
  • Garajes-aparcamientos de más de 5 plazas que no constituyan dotación del edificio.
  • Actividades donde los ocupantes tengas dificultad para evacuar de forma autónoma (centros sanitarios, residencias geriátricas, centros de discapacitados, etc.
  • Instalaciones radiactivas (radioterapia, radiología y medicina nuclear)
  • Actividades industriales relacionadas con productos alimenticios para su consumo fuera del local, materiales potencialmente peligrosos, etc.

Los requisitos necesarios para solicitar esta licencia dependerán del tipo de de actividad que se vaya a realizar y de algunos factores como superficie del local o potencia de la maquinaria.

La licencia de actividad se solicita previamente a la licencia de apertura. Lo que se obtiene con dicha licencia es la autorización del Ayuntamiento para llevar a termino el proyecto de ejecución de las obras o instalaciones presentadas.

Licencia de apertura

La licencia de apertura es un trámite obligatorio que demuestra que un local, oficina o nave cumple con la normativa vigente en cada municipio de Tenerife para desarrollar una determinada actividad comercial.

La licencia de apertura la concede el Ayuntamiento de cada municipio de Tenerife y las exigencias pueden variar de un municipio a otro. Los requisitos que debe cumplir un local para recibir su licencia de apertura se refieren a aspectos técnicos, medioambientales, higiénicos o urbanísticos y varían dependiendo de la actividad que se desarrollará, es decir, si es inocua o clasificada.

¿Necesitas ayuda?